28 de junio de 2016

Hasta pronto Agatha

Se fue mi perrota.

Creo ni siquiera la había presentado aquí, pero mi niñota perruna era una Gran Danés, la cual estuvo conmigo de Junio de 2012 a Marzo de 2015. Muy poco tiempo se quedó ese angelote con cola conmigo.



Su primer día en su hogar, la panzota parecida a la mía
 
Es verdad eso que leí sobre la raza de recién que la compre, tienen un corazonsote para repartir cariño y amor con las personas que conviven con ellos. Son unos niñotes que asustan por su tamaño ( y por la cantidad de comida que ingieren) pero son un pan de Dios en verdad. Si tienen la oportunidad de tener un compañero de esta raza no lo duden, quedarán encantados y sorprendidos con ellos.

 
 
 


Esto es amor





















A pesar del tiempo que ha pasado la sigo extrañando. De vez en diario me acuerdo de algo que pasamos juntos, es lo bueno de haber convivido tanto con ella. Esto se debió a que en mi trabajo anterior me permitían llevármela a las instalaciones de las oficinas, entonces temprano me iba al campo a revisar las parcelas y pendientes que hubiera de materiales y de regreso pasaba por ella a la casa por lo que ya todo el día andaba conmigo. Regresaba a comer (ya fuera a casa de mis papás o ya cuando me casé a casa) y por la tarde la volvía a cargar conmigo por lo que tuvimos bastante tiempo de estar juntos.
 
Cuando salía de viaje (muy a menudo jaja) mi Tía Grillo y compañía me hacían el favor de cuidarla por que se deprimía la chiquiada de estar sola jaja (me dejaba de comer, vomitaba, etc). Esto de deprimirse o saber cuando iba yo a estar fuera me sacaba de onda. Ejemplo: como cada año parto rumbo al Cervantino con mis amigos por lo que se la deje encargada a mi esposa... que dicho sea de paso no es amante de los caninos jaja, por lo que le di mil y una recomendaciones a Agatha de que se portara bien, cosa no hizo. Apenas llevábamos como media hora de viaje y me habló Rox bien enojada que la "niña" ya había vomitado dentro de la casa jajaja por lo que ella se fue a casa de sus papás y yo tuve que llegar a limpiar al día siguiente los desmadres de la perrota. ¿Cómo sabía que no iba a regresar yo ese día?? no lo sé, misterios de los perrunos que todo saben y todo sienten.

El porte era algo impresionante
 
En fin, me podría pasar enumerando cosas y "gracias" de ella pero sería una entrada eterna. Solo me queda el grato y eterno recuerdo de mi angelote negro y que sigo diciendo que no fue justa su muerte, y que esa gente que envenena a los perros se retuerzan y se pudran que no hay que dañar a ningún ser vivo.

 
Así espero que me esté esperando allá arriba

2 comentarios:

  1. Vaya que era una perrita (XXL eso si), bastante especial, ya ves que hasta a la jefa se ganó, esa foto con la niña es muy bonita, espero si te espere por allá, porque los ángeles pueden hacerlo.

    ResponderEliminar
  2. Jajaja yo y mi corazón de pollo, espero que sí que mi angelote negro este esperando a toda la familia para seguir jugando con nosotros.

    ResponderEliminar